Clikalia lanza una nueva línea de negocio

En Inmobiliaria Becerril de la Sierra sabemos que la ‘proptech’ Clikalia ha puesto en marcha una nueva línea de negocio basada en proyectos de arquitectura llave en mano para terceros. Con este nuevo departamento, la firma pretende dar respuesta a la demanda del mercado y contribuir a renovar el parque inmobiliario de las ciudades, en materia de sostenibilidad y mejora de la eficiencia energética.

En 2022, Clikalia entregó al mercado más de 1.800 viviendas, de las cuales más de 1.500 fueron vendidas en España con reformas integrales, incrementando así su valor inicial. Es su ‘modus operandi’. La compañía renueva en un plazo máximo de entre dos y tres meses los activos inmobiliarios que compra, para luego devolverlos al mercado mediante la venta o el alquiler con valor añadido, mediante una reforma sostenible y de diseño.

En esta fase, priman criterios como la simplicidad de las formas y el juego con las curvas y los tonos claros, que aportan calma y calidez a las estancias, creando viviendas funcionales y acogedoras. Ahora, bajo la marca Studio by Clikalia y utilizando las últimas tecnologías, un equipo de arquitectos, interioristas y otros profesionales realiza esos proyectos para cualquier cliente externo, poniendo el diseño y la mejora de la eficiencia energética en el centro.

Su trabajo sigue los mismos procedimientos y parámetros que la compañía aplica en las reformas de los activos inmobiliarios que compra. Así, el diseño de los proyectos de Studio by Clikalia mantiene todos los elementos originales posibles con dos objetivos: rescatar la personalidad de la vivienda y reducir el volumen de desechos, limitando los nuevos materiales a aquellas estancias que marcan la diferencia.

En Inmobiliaria Becerril de la Sierra sabemos que «Studio es parte de la materialización de nuestra estrategia para 2023, que pasa por que cada uno de nuestros verticales dé servicios a terceros«, explica Alister Moreno, fundador y CEO de Clikalia. «Desde el inicio, hemos puesto a los clientes en el centro y los hemos escuchado con atención, respondiendo a sus demandas. La de llevar a cabo nuestros proyectos de arquitectura en viviendas que no son nuestras es una de las que nos han planteado con recurrencia», añade.